Cantemos Al Amor de Los Amores

Image
1. Cantemos al Amor de los amores, cantemos al Señor. Dios está aquí; venid adoradores, adoremos a Cristo Redentor. GLORIA A CRISTO JESÚS; CIELOS Y TIERRA, BENDECID AL SEÑOR; HONOR Y GLORIA A TI, REY DE LA GLORIA, AMOR POR SIEMPRE A TI, DIOS DEL AMOR. 2. Unamos nuestra voz a los cantares del Coro Celestial, Dios está aquí, al Dios de los Altares alabemos con gozo angelical. 3. Por nuestro amor oculto en el sagrario, su gloria y esplendor; para nuestro bien, queda en el santuario, esperando al justo y pecador. 4. Oh gran prodigio del amor divino, milagro sin igual; prenda de amistad, banquete al peregrino, do se come el Cordero celestial. 5. ¡Jesús potente, Rey de las victorias! ¡A ti loor sin fin! ¡Canten tu poder, autor de nuestras glorias, cielo y tierra hasta el último confín! 6. Tu nombre ensalzamos y alabamos con toda nuestra voz. ¡Rey de majestad, por siempre te aclamamos, y Señor de las almas, Cristo Dios! 7. Oh, sí cristianos fervorosos vamos a Cristo en el altar, y

07 De Octubre: ¡Fiesta de la Virgen del Santo Rosario!

Como Surgio La  Fiesta a La Virgen del Santo Rosario.
Acontinucion te platicamos la historia del porque la celebracion en ese dia tan especial en los pueblos y ciudades de Europa y el Mediterranea,
Una Celebracion Tambien Muy Conocida Como  La Battalla de Lepanto,
 


La Batalla de Lepanto

En tiempos de Santo Padre Pío V (1566 – 1572), los musulmanes controlaban el Mar Mediterráneo y preparaban la invasión de la Europa cristiana. Los reyes católicos de Europa estaban divididos y parecían no darse cuenta del peligro inminente. El Papa pidió ayuda pero no le hicieron mucho caso hasta que el peligro se hizo muy real y la invasión era certera. El 17 de septiembre de 1569 pidió que se rezase el Santo Rosario. El 7 de octubre de 1571 se encontraron las dos flotas, la cristiana y la musulmana, en el Golfo de Corinto, cerca de la ciudad griega de Lepanto.
 
La flota cristiana, compuesta de soldados de los Estados Papales, de Venecia, Génova y España y comandada por Don Juan de Austria entró en batalla contra un enemigo muy superior en número y buques de guerra. Se jugaba el destino de la Europa cristiana. Antes del ataque, las tropas cristianas rezaron el Santo Rosario con mucha devoción. La batalla de Lepanto duró hasta altas horas de la tarde pero, al final, los cristianos resultaron victoriosos.
 
Mientras la batalla transcurría, en Roma el Papa recitaba el Rosario en su capilla. En eso, el Papa salió de su capilla y, por aparente inspiración, anunció a todos los presentes y con gran calma que la Santísima Virgen le había concedido la victoria a los cristianos. Semanas mas tarde llegó el finalmente el mensaje de la victoria de parte de Don Juan de Austria, quién, desde un principio, atribuyó el triunfo de cristiano a la poderosa intercesión de Nuestra Señora del Rosario.
 
Agradecido con Nuestra Madre, el Papa Pío V instituyó la fiesta de Nuestra Señora de las Victorias y agregó a las Letanía de la Santísima Virgen el título de “Auxilio de los Cristianos”. Más adelante, el Papa Gregorio III cambió el nombre de la fiesta a la de Nuestra Señora del Rosario.

Comments

Popular posts from this blog

Donde Encontrare Al Señor,

Cantemos Al Amor De Los Amores,

Oracion a La Divina Providencia,