Letanía a San Roque en Caso de Peste o Plaga (Covid19)

Letanía  a San Roque en caso de peste o plaga (Covid19)
Tomada del muro del Padre Carlos Burgos.

Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.

Dios, escúchanos.
Dios, escúchanos, te lo imploramos.

Dios Padre de los cielos, 
ten piedad de nosotros.

Dios Hijo, Redentor del mundo, 
ten piedad de nosotros.

Santísima Trinidad, un solo Dios, 
ten piedad de nosotros.

Santa María, 
ruega por nosotros.

Santa Madre de Dios, 
ruega por nosotros.

Santa Virgen de las Vírgenes, 
ruega por nosotros.

San Roque, de corazón generoso que despreciaste el mundo, 
ruega por nosotros.

San Roque, fiel discípulo de Jesucristo, 
ruega por nosotros.

San Roque, que sacrificaste tus bienes y a ti mismo por los pobres, 
ruega por nosotros.

San Roque, que llevaste continuamente la mortificación de Jesucristo, 
ruega por nosotros.

San Roque, cuyo corazón ardía de caridad, 
ruega por nosotros.

San Roque, tu que sufriste el desprecio por el amor a Jesucristo, 
ruega por nosotros.

San Roque, que arriesgaste tu vida para consolar a los enfermos, 
ruega por nosotros.

San Roque, que serviste con celo y coraje heroicos durante la peste, 
ruega por nosotros.

San Roque, que intercediste para detener los estragos de la peste por el signo de la cruz, 
ruega por nosotros.

San Roque, que intercediste para  salvar del contagio de la peste a varias ciudades, 
ruega por nosotros.

San Roque, que finalmente fuiste atacado por la peste, 
ruega por nosotros.

San Roque, que eres modelo de paciencia para los infectados por la peste, 
ruega por nosotros.

San Roque, que recobraste tu salud milagrosamente, 
ruega por nosotros.

San Roque, que, a pesar de tu inocencia, fuiste cubierto de oprobio 
y encadenado por tus conciudadanos, 
ruega por nosotros.

San Roque, que terminaste tu vida en prisión como un malhechor, 
ruega por nosotros.

San Roque, que fuiste invocado eficazmente contra  la peste por la Iglesia en un Concilio, 
ruega por nosotros.

San Roque, coronado por Jesucristo con gloria y honor, 
ruega por nosotros.

San Roque, nuestro protector, 
ruega por nosotros.

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, 
Escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, 
Escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, 
Ten piedad de nosotros.

Cristo escúchanos,
Cristo escúchanos, te lo imploramos.

OREMOS

Concédenos, oh Señor te suplicamos, 
que por la intercesión de San Roque, tu confesor, 
tengas piedad de nosotros y podamos  reconciliarnos con tu Divina Majestad. 
Te lo pedimos por medio de  Jesucristo nuestro Señor.

Amén. 

Tomada del Muro del Padre, Carlos Burgos.

Comments

Popular posts from this blog

¡Hoy Celebramos la Anunciación! El “Sí” de una Mujer que Cambió la Historia

Oraciones De La Noche,

Oraciones De La Mañana