Altisimo Señor,

Image
Altísimo Señor, que supiste juntar a un tiempo en el altar, ser cordero y pastor Quisiera con fervor, amar y recibir a quien por mí quiso morir. 1. Cordero divinal por nuestro sumo bien, inmolado en Salén, en tu puro raudal de gracias celestial, lava mi corazón, que el fiel te rinde adoración. 2. Suavísimo maná, que sabe a dulce miel, ven y del mundo vil nada me gustará. Ven y se trocará del destierro cruel con tu dulzura la amarga hiel. 3. Oh convite real do sirve el Redentor al siervo del Señor comida sin igual; Pan de vida inmortal, ven a entrañarte en mí y quedo yo trocado en Ti. 4. Si osare a ti venir das muerte al pecador y de celeste ardor das al justo vivir. Ay, que triste morir de vida en el manjar, de tal veneno y muerte hallar. 5. Los ángeles al ver tal gloria y majestad, con profunda humildad adoran su poder, sin ellos merecer la dicha de gustar el pan del cielo, hecho manjar.

Hoy 22 de Junio es la Fiesta de Santa María Magdalena, La primera mujer que vio a Cristo resucitado

Santa María Magdalena es una de las discípulas más fieles y que el Señor escogió para ser testigo de su resurrección ante los apóstoles, asimismo es ejemplo para toda mujer de la Iglesia y de auténtica evangelizadora, es decir, de una evangelizadora que anuncia el mensaje gozoso central de la Pascua.

El 10 de junio del 2016 el Cardenal Robert Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos en el Vaticano, emitió un decreto en el que, siguiendo la voluntad del Papa Francisco, se estableció que la memoria litúrgica de Santa María Magdalena se eleve al rango de fiesta.

En referencia a ella, Benedicto XVI expresó en el 2006 que “la historia de María de Magdala recuerda a todos una verdad fundamental: discípulo de Cristo es quien, en la experiencia de la debilidad humana, ha tenido la humildad de pedirle ayuda, ha sido curado por él, y le ha seguido de cerca, convirtiéndose en testigo de la potencia de su amor misericordioso, que es más fuerte que el pecado y la muerte”.

La liturgia romana identifica a las tres mujeres con el nombre de María Magdalena, como lo hace la antigua tradición occidental desde la época de San Gregorio Magno.

María Magdalena siguió a Jesús hasta el Calvario y estuvo ante el cuerpo yacente del Señor. El domingo de Resurrección fue la primera que vio a Cristo resucitado y tuvo el honor de ser enviada por el Señor a anunciar esta buena noticia a los discípulos.

Señor, Dios nuestro, Cristo, tu unigénito, confió, antes que a nadie, a María Magdalena la misión de anunciar a los suyos la alegría pascual; concédenos a nosotros, por la intercesión y el ejemplo de aquella cuya fiesta celebramos, anunciar siempre a Cristo resucitado y verle un día glorioso en el reino de los cielos. Por nuestro Señor Jesucristo.

Con Informacion De Aci Prensa

Más información de María Magdalena en los siguientes enlaces:

Comments

Popular posts from this blog

Donde Encontrare Al Señor,

Oracion a La Divina Providencia,

Cantemos Al Amor De Los Amores,