Skip to main content

Oración al Divino Rostro de Cristo

Image
Eterno Padre, Dios de infinito amor, bondad y misericordia, por el Inmaculado Corazón de María y en unión con San José y de todos los Ángeles y Santos y en nombre de todos los hombres y de las almas del purgatorio, te ofrezco el Rostro llagado, ensangrentado e inundado de lágrimas de tu muy amado Hijo. Te ofrezco este santísimo y adorable Rostro de nuestro Señor Jesucristo para expiar los pecados de todo el mundo, las blasfemias, sacrilegios e irreverencias; para la iluminación de tus sacerdotes y religiosos y por la conversión de todos los pecadores, en especial de los más obstinados; como también para las almas  del purgatorio. En tu rostro desfigurado por el dolor, reconozco la inmensidad de tu amor hacia mí. Imprime en mi corazón la imagen de tu divinidad, y dame un amor ardiente a Ti, para que un día pueda ver tu Faz glorificada. Amén. (Compilado por José Gálvez Krüger)

Hoy es primer miércoles de mes, reza esta oración a San José para obtener una indulgencia plenaria


Cada primer miércoles de mes, el 19 de marzo y el 1 de mayo es momento de rezar esta oración a San José y encomendarnos al santo padre que cuido a Jesús para que también nos ayude a acercarnos a Él.

El 5 de Julio de 1883 el Papa León XIII aprueba la dedicación del miércoles como el día consagrado a la devoción de San José en toda la Iglesia Universal.

En la Carta Apostólica Patris Corde, publicada el 8 de diciembre, el Papa Francisco anunció el Año de San José. El motivo es la celebración del 150 aniversario de la proclamación de San José como Patrón de la Iglesia universal.

Una las formas de ganar una indulgencia plenaria es “honrar a José con un acto de piedad o una oración aprobada en un miércoles, el día tradicionalmente dedicado a San José”.

Recuerda que las condiciones básicas para ganar una indulgencia son la confesión sacramental, la comunión eucarística y hacer una oración por las intenciones del Papa.

Oración a San José

A ti, bienaventurado san José, acudimos en nuestra tribulación, y después de implorar el auxilio de tu santísima esposa, solicitamos también confiadamente tu patrocinio.
Con aquella caridad que te tuvo unido con la Inmaculada Virgen María, Madre de Dios, y por el paterno amor con que abrazaste al Niño Jesús, humildemente te suplicamos que vuelvas benigno los ojos a la herencia que con su Sangre adquirió Jesucristo, y con tu poder y auxilio socorras nuestras necesidades.

Protege, oh providentísimo Custodio de la divina Familia, la escogida descendencia de Jesucristo; aleja de nosotros, oh padre amantísimo, este flagelo de errores y vicios. Asístenos propicio desde el cielo, en esta lucha contra el poder de las tinieblas; y como en otro tiempo libraste de la muerte la vida amenazada del Niño Jesús, así ahora defiende a la santa Iglesia de Dios de las hostiles insidias y de toda adversidad.

Y a cada uno de nosotros protégenos con tu constante patrocinio, para que, a ejemplo tuyo, y sostenidos por tu auxilio, podamos vivir y morir santamente y alcanzar en los cielos la eterna bienaventuranza. Amén.

¡Este año es especial para rezar esta oración a San José!

Esta oración fue obtenida de la Carta Encíclica Quamquam Pluries del Papa León XIII.


Comments

Popular posts from this blog

Donde Encontrare Al Señor,

Oracion a La Divina Providencia,

Cantemos Al Amor de Los Amores